Elementos como el calcio, el magnesio, el potasio, el sodio, el fósforo y la vitamina D, hacen parte de un grupo de nutrientes básicos que se encuentran estrechamente relacionados entre sí, al decir esto, se pone en evidencia que es necesario mantener determinados niveles de cada uno de estos elementos para que nuestro organismo pueda funcionar de la manera adecuada.

Es natural que los alimentos nos proporcionen elementos como el potasio, el fósforo y el sodio en la cantidad necesaria o incluso excesiva, no obstante cuando una persona padece de patologías crónicas, es bastante frecuente que el aporte de calcio, magnesio y vitamina D resulte insuficiente.

En cuanto a los citratos, estos son las sales minerales que poseen mayor biodisponibilidad y que nos brindan menores molestias gastrointestinales. También debemos saber que los complementos de magnesio siempre deben administrarse con todo el grupo de calcio y de vitamina D, además del aporte de otros nutrientes básicos.

¿Cómo funciona el citrato de magnesio en nuestro organismo?

El citrato de magnesio es absorbido entre cuatro y cinco veces más que el óxido de magnesio, la cual es una de las sales con peor biodisponibilidad, ya que mientras se consumen 100 mg de óxido de magnesio tan sólo entre el 5% y el 10% es absorbido, mientras que si se consume un complemento de 100 mg de citrato de magnesio se absorben 45 mg.

Existen diferentes suplementos de magnesio que pueden ser consumidos por vía oral, el óxido de magnesio es uno de los más frecuentes puesto que cuenta con un alto porcentaje de magnesio por peso, a pesar de que se ha encontrado que este es el menos biodisponible. Esto se debe a dos factores, no sólo la absorción a partir del óxido insoluble o de los hidróxidos es errática y de pobre eficiencia sino que depende de la neutralización y solución de la sal por el ácido estomacal, por el contrario, el citrato de magnesio es el más biodisponible de las formas óxido o glicinato.

¿Cuáles son los efectos secundarios del citrato de magnesio?

Los citratos producen menores molestias gastrointestinales, el límite de los suplementos de magnesio es de 350 mg/día; los suplementos basados en quelatos de aminoácidos son más tolerados por el sistema digestivo y no producen los efectos secundarios de las sales menos complejas, de este mismo modo, la liberación que sostiene, previene la aparición de diarreas, el cual es el síntoma más común de un exceso de ingesta de magnesio, cabe anotar que las diferentes sales, son las sales de magnesio, son las que producen más diarrea, principalmente el sulfato, por su parte, el citrato de magnesio y los aminoquelados presentan una menor cantidad de efectos secundarios gastrointestinales.

El citrato de magnesio, así como los demás citratos, son excelentes reguladores de la acidez, el exceso de ácidos es bastante frecuente en las patologías crónicas y estos citratos son mucho más efectivos para neutralizarlos puesto que son sales básicas de un ácido débil, muy fácil de neutralizar y eliminar.

El magnesio necesita la vitamina B6 para penetrar en las células y de este modo llevar a cabo su función, por lo tanto, cuanto más magnesio consumamos, una mayor cantidad de vitamina B6 debemos ingerir.Siguenos en Google +   Y Twitter.com 

Entradas Relacionadas:


One Trackback

  1. [...] Es fácil comprender la importancia de este macro mineral muy importante y esencial. El uso de citrato de magnesio garantiza la eliminación regular de los productos de desecho del cuerpo y nos mantiene [...]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>