El cloruro de aluminio es uno de los elementos más populares y utilizados en el mundo de la estética puesto que es de gran utilidad para combatir las afecciones de sudoración excesiva, veamos a continuación como funciona este elemento.

¿Cómo funciona el cloruro de aluminio?

Cuando un antitranspirante se encuentra elaborado a base de cloruro de aluminio, su ingrediente activo se introduce a través de la parte más externa de las glándulas sudoríparas, es decir, el lugar en el cual se forma una especie de “tapón” de aluminio y queratina; la queratina es aquel elemento que hace parte de la capa más externa de la piel, de las uñas y el pelo, esta sirve a modo de tapón para evitar que la transpiración llegue a la parte más externa de la piel.

La labor del cloruro de aluminio es prevenir el crecimiento de hongos y de bacterias, de este modo, en la medida que va avanzando el tratamiento, la glándula se va adormeciendo y por lo tanto, la producción del sudor se detiene.

No obstante, el cloruro de aluminio muestra un claro inconveniente, durante la combinación con el agua que se presenta en el sudor, se puede presentar fuertes irritaciones de la piel e incluso puede llegar a dañar la ropa, por lo tanto el tratamiento puede resultar algo incómodo.

Para evitar dicho efectos, a aquellos antitranspirantes elaborados a base de cloruro de aluminio les es añadido lactato de aluminio, un ingrediente que logra eliminar dicho efecto irritante y que hace posible que este pueda ser utilizado en pieles sensibles.

¿Qué es la hiperhidrosis?

La hiperhidrosis es básicamente la presentación de sudoración excesiva, bien sea en las axilas o en las palmas de las manos y las plantas de los pies, la hiperhidrosis axilar suele iniciarse en al adolescencia avanzada, mientras que la hiperhidrosis palmas se inicia primordialmente en la pubertad, aproximadamente a los 13 años.

El cloruro de aluminio como tratamiento no quirúrgico contra la hiperhidrosis.

El cloruro de aluminio es bastante útil como tratamiento primario contra la hiperhidrosis en pacientes con síntomas leves, este es un tratamiento no quirúrgico contra esta afección, siendo un tratamiento médico conservador, aunque en algunas ocasiones puede no ser definitivo.

Durante la fase inicial del tratamiento, el uso de antitranspirantes son el primer recurso para manejar la hiperhidrosis axilar, por supuesto, deben utilizarse aquellos productos elaborados a base de cloruro de aluminio, los cuales contienen entre un 10% y un 15% del elemento, siendo no solamente muy efectivos sino también de fácil acceso para el público.

El uso de cloruro de aluminio hexahidratado.

Cuando los antitranspirantes de venta libre no surten efecto, entonces los especialistas suelen recetar cloruro de aluminio hexahidratado, el cual resulta más fuerte que el cloruro de aluminio, este debe aplicarse durante 10 noches y luego una vez por semana y finalmente, sólo de manera ocasiones, este tratamiento es altamente efectivo contra la sudoración axilar excesiva.  El uso de este tipo de tratamiento debe ser orientado por un especialista.

Articulos relacionados:

Cloruro de magnesio

Magnesio

Citrato de magnesioSiguenos en Google +   Y Twitter.com 

Entradas Relacionadas:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>