Hidróxido de amonio: fórmula y usos

Hidróxido de amonio

El hidróxido de amonio, también conocido como agua de amoníaco o licor amoniacal, es un compuesto inorgánico utilizado en agentes de limpieza

Fórmula quimica y estructura

La fórmula química del hidróxido de amonio es NH4OH. La masa molar es de 35.04 g mol-1 respectivamente.

La estructura del compuesto está formada por un anión hidróxido (OH-) y un catión de amonio NH4 + que comparten un enlace iónico. Su estructura química se puede escribir a continuación, en las representaciones comunes utilizadas para las moléculas orgánicas.

Formula.- NH4OH. N°. CAS Concentración – 30.0 % como NH3.

El hidróxido de amonio se produce naturalmente por la disolución del amoníaco en agua.

Preparación

El hidróxido de amoniaco se forma principalmente por la reacción directa de hidrógeno y nitrógeno catalizado por un metal como el hierro. El amoníaco resultante se agrega al agua para formar el hidróxido de amonio.

Propiedades físicas

El hidróxido de amonio es un líquido incoloro con un olor muy penetrante. La densidad del hidróxido de amonio es de 0,91 g mL-1. Los puntos de fusión son -57.5 ºC y su punto de ebullición es de 37 ºC. Es altamente miscible con agua.

Propiedades químicas

el hidróxido de amonio es un compuesto básico débil que se disocia parcialmente en agua y mantiene el siguiente equilibrio con el ion amonio y el ion hidróxido:

NH4OH + H2O ⇌ NH4 + + OH−

El equilibrio se utiliza para regular el pH de las soluciones debido a que el ion OH aumenta el nivel de pOH o de basicidad de una solución.

Usos

El hidróxido de amonio se usa principalmente como limpiador doméstico, para este propósito se puede usar una solución del 1-3%. En procesos químicos, se utiliza como un precursor para formar alquilaminas. El hidróxido de amonio también se usa como un regulador de la acidez para reducir la acidez en los alimentos debido a la liberación de hidróxido en la solución.

Efectos sobre la salud y seguridad

El hidróxido de amonio es un fuerte irritante para los ojos y el tracto respiratorio.

También puede causar graves daños a los ojos y la piel. Es muy tóxico para la vida acuática.